Hablemos del humor negro

11.10.15

ADVERTENCIA: opinión




El humor negro es, sin duda, un tema que crea polémica. Acompañado siempre de la "libertad de expresión", encontramos defensores y detractores de este tipo de "entretenimiento". Yo personalmente, he pasado del primer grupo al segundo durante los últimos años. En mi memoria aún puedo ver a mi yo de catorce o quince años riéndose de chistes que hacían alusión a la dificultad para conseguir alimentos en algunos países africanos, o de judíos siendo incinerados. A esos recuerdos aparentemente alegres, se suma ahora la vergüenza. No sé por qué encontraba divertidos aquellos chistes. Pienso que probablemente, tanto en mi caso como en el de la mayoría, se debía a una tremenda ignorancia. 

Echemos un vistazo a la definición de "humor negro" que da la Real Academia Española.
Humor negro: 1. m. Humorismo que se ejerce a propósito de cosas que suscitarían, contempladas desde otra perspectiva, piedad, terror, lástima o emociones parecidas.
Destaco "desde otra perspectiva" porque creo que precisamente ahí entra en juego la ignorancia que nos permite reírnos (sin saber muy bien por qué) de ese tipo de chistes. Si desconoces que existe otra perspectiva, o si ni siquiera te planteas analizar lo que dices desde otra perspectiva; es normal que te rías. Si alguien te dice que te va a contar un chiste, tú ya estás predispuesto a reírte. Por lo que en nuestro primer contacto con el humor negro, nos reímos sin más, ya que es un chiste, y se espera que nos riamos. Como nos hemos reído, lo volvemos a contar y nos reímos de nuevo de comentarios similares. Pero nadie pregunta exactamente dónde está la gracia, porque en el momento en el que se formule esa cuestión, dejamos de reírnos. Lo sabemos en el fondo, pero simplemente lo ignoramos mientras nos regocijamos en la idea de la libertad de expresión y lo "políticamente incorrecto".

Vayamos ahora un poco más allá de la definición de dos líneas que da la RAE.
El humor negro es un tipo de humor que se ejerce a propósito de cosas que suscitarían, contempladas desde otra perspectiva, piedad, terror, lástima o emociones parecidas. Cuestiona situaciones sociales que generalmente son serias mediante la sátira. El asunto más recurrente en el humor negro es la muerte y todo lo que está relacionado con ella. Atañe los temas más oscuros y dolorosos para el ser humano y que, por norma general, suelen resultar controvertidos y polémicos para la sociedad porque están relacionados con la moral. 
He vuelto a destacar lo que me parece más importante para entender el mensaje que quiero transmitir. El humor negro nace de la sátira. La sátira es un género literario que pretende expresar indignación por una situación, que tiene un propósito moralizador, de crítica (Es verdad que hay sátiras que simplemente buscan la burla, pero en menor número). El humor negro no es más que una forma moderna de sátira breve. Dentro del gran abanico de chistes pertenecientes a esta categoría que he leído/escuchado, solo una minoría contenía una crítica real. Son esos los chistes de humor negro que sí acepto, porque solo en esos (en mi opinión) veo humor negro real. Veo un comentario polémico que puede producir risa, debido precisamente al conocimiento total de la situación (esa perspectiva de la que hablaba al comienzo) y cuya gracia reside en la ironía, al más puro estilo "reír por no llorar." Como ejemplo se me ocurre un vine (x) que he visto horas antes de escribir esto en el que se bromeaba sobre el racismo de Donald Trump, candidato a la presidencia de Estados Unidos. Eso es una crítica a las ideas racistas que promueve D.T a través del humor sobre un tema serio como es el racismo (y más en USA donde es mucho más pronunciado). Me parece brillante hacer reír a la vez que se critica algo.

¿Dónde está el problema?

En las miles de personas que no buscan el sentido satírico. Que simplemente se ríen, sin saber muy bien por qué. El problema está en que se está usando el "humor negro" como chaleco antibalas para soltar comentarios racistas, machistas, homófobos, sobre violaciones... (etc). Sobretodo en las redes sociales, estoy harta de ver comentarios burlándose de grupos oprimidos sin ninguna intención de realizar una crítica a la situación. Y cuando les señalas que está mal, alzan las manos al cielo gritando "humor negro" y te apuntan a ti, por no tener "sentido del humor" o "ser un amargado/una amargada." 

Hay personas riéndose del maltrato a las mujeres que se cabrean si les llamas machistas. Hay personas riéndose del racismo, de la esclavitud que sufrieron las personas negras, que se enfadan si les llamas racistas. Hay personas riéndose de la opresión del colectivo homosexual que se ofenden si les llamas homófobos. Ninguna de estas personas está criticando el machismo, ni el racismo, ni la homofobia, tan solo se están riendo porque lo encuentran gracioso. Y yo me pregunto, ¿Por qué lo encuentran gracioso? ¿Tendrá algo que ver con la educación que hemos recibido en una cultura que es machista, racista y homófoba? Como dije antes, en cuanto nos paramos a analizar uno de esos "chistes", pierde totalmente la gracia que nunca tuvo pero que nosotros creíamos que tenía. O no. Quiero decir, a los machistas/racistas/homófobos les hacen gracia los chistes machistas/racistas/homófobos porque son machistas/racistas/homófobos. Es así de simple, y sin ir más lejos ayer presencié uno de los muchos casos en los que la propia persona no reconoce ni analiza sus comportamientos y se esconde en el humor negro. Eso no es humor negro, así que será mejor que dejen de excusarse en él para ser unas personas horribles.


-Victoria.

2 comentarios: